top of page

SER EL MEJOR EN EL FITNESS


NO CONFÍES EN QUIEN NO DESEA SER EL MEJOR EN LO QUE AMA

Cuando planteo una rutina de entrenamiento, hablo de farmacología deportiva o en general, doy mi opinión sobre una cierta materia, resulta complicado que de alguna forma, no esté reflejando mi visión personal, sesgada de algún modo u otro.

Yo no soy obcecado, alguien que defiende a capa y espada ningún sistema, dogma o protocolo por encima del resto, ni me encierro nunca en mis conocimientos evitando enriquecerme del de los demás: ésta es la actitud que mejor me define y que quiero trasladaros siempre que puedo.


Suena a discurso tibio, pero nada más lejos: para ser el mejor, has de ponerlo a prueba cada día, aprendiendo del error y desconfiando del acierto.

Si alguien me pregunta si me considero el mejor especialista del mundo en lo que hago, le contestaré que sí, sin pestañear. ¿Vanidad?, no…lo resumo en un principio básico que aprendí del Derecho:


“Defend, hold, give up space, and kill him with his own weapon”.

Si yo no soy el mejor, quiero conocer a quien lo es, aprender por qué y dejarlo atrás....fin de su reinado.

TEN PRINCIPIOS, PERO POR DIOS TEN ANTES UN FIN

Como profesional, crea una dinámica de trabajo en base a un conocimiento masivo, adquirido de forma compulsiva y aférrate a el como si te estuviera sosteniendo de caer de la cornisa de una décima planta.

Has de estudiar suficientemente tu materia de trabajo como para ser capaz de defender tu opinión sobre la de los demás con la suficiencia con la que Roger Federar jugaba al tenis.

¿Y esto quiere decir que no podemos acaso dudar de nuestro enfoque?. Sí, exacto, quiere decir precisamente eso, no has de dudar de tu afirmación jamás. ¿Por qué?, porque eso, contrariamente a las mierdas que os intentan meter en la cabeza con el rollo sofista de “has de dudar de todo para avanzar”. Y una puta mierda.


Si dudas de tu conocimiento solo significa 2 cosas:


-No has estudiado lo suficiente la materia que estás trabajando, por pereza, por conformismo o por la tranquilidad que en cierta medida proporciona saber que en el mundo del fitness compites frente a personas capaces de parecer un gurú con la sola virtud de poder afirmar gilipolleces sin sentirse imbécil ni mearse encima del sobre esfuerzo intelectual.


-Estás perdiendo el tiempo mientras dudas.

Si encuentras una pequeña fisura en lo que sabes, trata de cerrarla inmediatamente. Y si se abre una brecha, ¿de qué estás dudando?, el conocimiento no se trata de querer tener razón sino de tenerla, así que manda esa idea a tomar por culo de una vez.


Nunca rehuses debatir con los mejores o rebatir a alguien a quien admires, de hecho, creo que es el mejor regalo que le puedes hacer a tu formación.

Ya puede ser Mike Israetel, Russell Taylor, Dan John o Mike Tuchscherer, si un argumento no os convence, lo peor que podéis hacer es decir algo así como: “no opino igual, pero lo respeto”. ¿A qué coño estás jugando con esa historia de ofendiditis?, ¿si tu vida dependiera de defender tus argumentos seguirías siendo tan elegante?, ¿tan ignorante puede ser un “experto” como para sentirse atacado si se le cuestiona con un argumento sólido?.


Si no opinas igual, no le respetas, crees que su opinión es una basura, quizá no al nivel de empujarle de un coche en marcha pero sin respeto alguno. ¿Por qué?, porque si de verdad respetaras su opinión, tendrías la misma.

El respeto a los demás se ha de tener respecto de sus ideas o creencias, de su dignidad o libertad personal, pero, ¿a sus opiniones?, no me jodas.

Defiende los conocimientos que tanto te ha costado adquirir y perfeccionar, como si tienes que contradecir a Jesucristo en mitad de la última cena… si ya ves que al final tampoco es que con sus opiniones le fuera muy bien al pobre.


En serio, aprended hasta que os sangren los oídos del esfuerzo, adquirid la capacidad de distinguir al que os puede aportar algo realmente interesante del soplapollas que ha tenido éxito gracias a su capacidad para localizar y convencer a otros cientos de miles de soplapollas que lo son aún más que él. Y quien sea capaz de hacer tambalear vuestras ideas, a ese bien cerca, abrazadlo si hace falta con tal de poner a prueba vuestros argumentos.


Porque al final se trata de eso, de ser el mejor en lo que haces:


“Defend, hold, give up space, and kill him with his own weapon”.


Sé supremo en tu materia, y si alguien te hace ver que te equivocabas de plano, déjate caer. Haz tuyo su argumento, róbaselo; y vuélvete a levantar con una debilidad menos.

162 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page