top of page

Esteroides y Daño Renal: No culpes a la trembolona

Esteroides y Daño Renal: No culpes a la trembolona


Bueno, siendo sinceros, la trenbolona sí puede sobrecargar los riñones, pero ni su efecto es tan dramático como muchos le atribuyen, ni es la principal razón por la que muchos acaban con problemas renales serios.


¿Cómo afectan los esteroides a los riñones?


Muchos establecen un efecto de toxicidad directa, pero sin determinar los mecanismos, que es como decir que tú inventaste Bitcoin, pero tampoco aportas ninguna prueba. Bueno, si tu palabra es suficiente...


Esteroides y Daño Renal: No culpes a la trembolona

No obstante sí hay ciertos efectos directos:


-El estrés oxidativo puede ser un factor clave en la toxicidad renal. Los esteroides anabólicos pueden aumentar la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS), lo que lleva a un daño oxidativo en las células renales. Aunque este efecto es más pronunciado en esteroides 17-alfa alquilatados, los esteroides no alquilatados también pueden contribuir al estrés oxidativo, especialmente a altas dosis; también los excipientes usados en las formulaciones basadas en aceite pueden ser la causa última de este fenómeno.

Pero es un efecto modesto, paulatino y no explica demasiado bien el fenómeno, aunque lo agrave.


-Los andrógenos per se, contribuyen a la disfunción endotelial. Pueden afectar la función del endotelio vascular, la capa de células que recubre el interior de los vasos sanguíneos. Esto puede llevar a una reducción en la producción de óxido nítrico, una molécula crucial para la dilatación de los vasos sanguíneos, contribuyendo a la hipertensión y al daño renal.

Pero de nuevo, es un efecto demasiado modesto para ser la causa última.


-El uso prolongado de esteroides anabólicos, junto a un plan de ejercicio muy extremo, puede inducir una respuesta inflamatoria crónica. La inflamación crónica en los riñones puede conducir a fibrosis renal, un proceso donde el tejido renal normal se reemplaza por tejido cicatricial, reduciendo la función renal.

Pero...efectivamente, pasa como con los casos anteriores.


La causa real: hipertensión


La hipertensión, o presión arterial alta, es una condición en la que la fuerza de la sangre contra las paredes de las arterias es demasiado alta, lo que puede causar daño a varios órganos, incluidos los riñones.


La hipertensión prolongada ejerce una presión excesiva sobre las paredes de los vasos sanguíneos, lo que puede causar daño estructural en las arterias que suministran sangre a los riñones. Este proceso se llama arteriosclerosis. Las arterias dañadas pueden volverse más estrechas, endurecerse y engrosarse, reduciendo el flujo sanguíneo a los riñones.


Impacto Directo:

  • Reducción del flujo sanguíneo: Menos sangre llega a los glomérulos, las unidades de filtración de los riñones.

  • Hipoxia: La falta de oxígeno puede dañar las células renales y afectar su función.


Inicialmente, para compensar la reducción del flujo sanguíneo, los glomérulos pueden aumentar su tasa de filtración, un fenómeno conocido como hiperfiltración glomerular. Aunque esto puede parecer beneficioso, a largo plazo, la hiperfiltración somete a los glomérulos a un estrés excesivo.


Impacto Directo:

  • Daño estructural: El estrés constante daña la estructura de los glomérulos.

  • Esclerosis glomerular: Los glomérulos pueden cicatrizar y perder su capacidad de filtrar sangre eficazmente.

Esteroides y Daño Renal: No culpes a la trembolona

Y entonces, y solo entonces, el resto de variables comentadas, favorecerán un deterioro de las funciones renales, creando un efecto en cadena que avanzará muy rápido.


Por tanto, los esteroides más peligrosos para los riñones son aquellos que causan una mayor hipertensión y luchar contra ella, es la manera más segura de prevenir daños renales.


¿La trenbolona entonces no tiene ninguna especialidad a la hora de atacar los riñones?. Sí, pero no es tan común como se piensa y...eso da para otra publicación.



285 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page